Fernando Zunzunegui, socio fundador de Zunzunegui Abogados, anuncia una nueva vía de reclamación para los afectados del Banco Popular: demanda civil por falta de aviso del riesgo bail-in.

La solución dada a la crisis de Banco Popular supuso una gran novedad. Por vez primera se resolvió un banco por ser inviable en la Unión Bancaria y también por vez primera se sacrificó a los accionistas y tenedores de obligaciones subordinadas o convertibles. La solución llegó tras meses de confusión y ante el estupor de los accionistas que a la postre han perdido todo el capital invertido. Siempre que las decisiones sean informadas, nada hay que reclamar. Pero si al tomar la decisión no se disponía de la información relevante la cosa cambia. Esta tutela de la transparencia también forma parte de las reglas del mercado.

En estos meses los despachos de abogados y las asociaciones de afectados han presentado más de setenta demandas contra la Junta Única de Resolución (JUR), el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el Banco Popular para paralizar la operación o recuperar el valor de las acciones amortizadas a valor cero, mediante diferentes procedimientos: nulidad de la resolución de la JUR, responsabilidad por folleto falso, incorrecta comercialización, falsedad contable o fraude.

Sin embargo, Fernando Zunzunegui apuesta por una vía aún no planteada: la responsabilidad por falta de aviso del riesgo bail-in. 

 

¿En qué se sustenta la reclamación por riesgo bail-in?

El fundamento de esta reclamación es la falta de información a los inversores del riesgo bail-in, ya que en ese momento era habitual rescatar a los grandes bancos en dificultades con dinero público y la resolución sorprendió la confianza legítima de los inversores.

La falta de evaluación del perfil del cliente de este producto y que no avisaran al cliente del riesgo financiero también son fundamentos de esta reclamación.

¿Quién puede reclamar por esta vía?

Tanto los accionistas como los bonistas perjudicados que hayan comprado después del 1 de enero de 2016 o los tuvieran en cartera en esa fecha.

¿A quién se reclama por la falta de aviso del riesgo bail-in?

La demanda está dirigida contra el Banco Popular como comercializador y custodio de los valores.

¿Cómo se reclama por esta vía?

La demanda se interpone por la vía civil en concepto de indemnización del daño ocasionado. Bajo esta fórmula el plazo de prescripción es de 5 años.

¿Qué indemnización se puede reclamar?

Se puede exigir el valor de los títulos en el momento en que el riesgo debió ser advertido, el 1 de enero de 2016 o el precio de mercado al efectuar la compra posterior, más el interés legal.